habitación 1
habitación 2
habitación 3
Código ventaja

Best Western Hotel Alexandra, Saint-Malo

4.0/5  - basé sur 315 notations.
138 Boulevard Hebert, 35400, Saint-malo, France - Ver el mapa

En una atmósfera relajante, a corta distancia de la ciudad de los corsarios, disfrute de la vida tranquila al ritmo de las mareas. Relájese en el salón o patio mientras admira los soberbios paseos amurallados. Una gran playa de fina arena a los pies del hotel proporciona la oportunidad de disfrutar de todo tipo de deportes acuáticos. En el restaurante "L'Etrave" con vistas panorámicas del océano, puede saborear especialidades de marisco y pescado. El Best Western Hotel Alexandra está formado por 31 habitaciones totalmente renovadas en 2005 y equipadas con aire acondicionado, ofreciendo una base idónea para visitar la antigua ciudad de los bucaneros, Dinan con sus antiguas casas, los criaderos de ostras en Cancale y el Monte Saint Michel, una maravilla del mundo occidental. Disfrute de su estancia en nuestro hotel.

Best Western

Hotel Alexandra

LABEL_ITINERAIRE

LABEL_DEPART:

LABEL_ARRIVEE:

Los puntos fuertes del hotel

  • Restaurante
    Restaurante
  • Aire acondicionado
    Aire acondicionado
Ver más Ver menos

Opinión de nuestros clientes

en asociación con tripadvisor fr
Basado en la opinión de 311 huéspedes
NOTA EMITIDA
Excelente
97
Muy bueno
123
Normal
56
Malo
19
Pésimo
16
CONSULTAR LA OPINIONES PARA
Con amigos Con amigos
11
De negocios De negocios
12
En familia En familia
48
En pareja En pareja
222
En solitario En solitario
8
NOTAS RESUMEN
Limpieza
Ubicación
Habitaciones
Servicio
Calidad del sueño
Relación calidad-precio

"Sitio espectacular y muy práctico para estar"

4
09/08/2015

Por poner una pega, el ascensor es lento. El hotel está magnfíciamente ubicado, frente a una playa increible, con unas puestas de sol de lujo, a 20 minutos andando del intramuros, con un buen parking. El restaurante es muy codiciado por la gente de la ciudad, y se usa como terraza frente al mar (casi dentro) Entre el personal, encontramos un español, Enrique o Eric allí, que se volcó con nosotros y nos hizo la estancia especialmente agradable. Repetiríamos sin duda.